Técnica manual sutil que ayuda a restablecer los procesos naturales de reequilibrio y curación de nuestro cuerpo. Se detectan las zonas de bloqueo o hipomobilidad que indican tensión y mal funcionamiento.

– Aumenta la vitalidad

– Reequilibra el sistema nervioso

– Regula la presión sanguínea

– Relaja el tejido conjuntivo

– Disminuye el dolor agudo y crónico

– Estimula el drenaje de toxinas metabólicas

– Ayuda a combatir el estrés, ansiedad, insomnio, fatiga, dolores de cabeza, vértigo, bruxismo (apretar los dientes por la noche) y problemas en la articulación de la mandíbula.

Silvia Vidal Asensio

Fisioterapeuta i Osteópata