No existe persona sedentaria que esté sana y es que, el movimiento, es vida! Aquello que no se mueve, no crece, no evoluciona, se estanca y se echa a perder.

Los últimos estudios científicos relacionados con el movimiento y el ejercicio, demuestran y confirman que moverse es una necesidad por la vida, que el hecho de ejercitarte contribuye a muchos procesos fisiológicos y metabólicos que nuestro cuerpo necesita para funcionar. Y lo que es más importante, el ejercicio es el mejor antiinflamatorio que tenemos.

¿Que más se puede pedir? Desde la psiconeuroinmunologia trabajan en esta vía, una de las mejores aliadas de la salud.

¡Si no quieres pastillas, toma decisiones!

Cristina Garcia

Psiconeuroinmunóloga